fbpx

El Miedo

El miedo es una emoción primitiva que está grabada en el éter de vida, del cuerpo etérico. Esta grabación da cuenta de memorias personales y arquetípicas que señalan en muchos casos experiencias acontecidas en innumerables encarnaciones. Sin embargo dichas grabaciones pueden ser transmutadas en un proceso de toma de consciencia de dicha emoción.
Estas memorias provienen en muchos casos del acontecer de  cientos de circunstancias vividas traumáticamente en esta vida o a lo largo de muchas vidas. Al no ser resueltas quedan  ocultas a la conciencia como un mecanismo de defensa para el equilibrio mental y emocional del sujeto. También quedan ocultas en el inconsciente, cuando son vividas en la etapa gestativa, particularmente en el primer trimestre del embarazo cuando se forma el tallo cerebral y el ser en formación percibe sólo sensaciones, sin asociaciones como ocurre cuando se forma el sistema límbico, responsable de las respuestas emocionales. El miedo es vivido dramáticamente,  como un peligro de aniquilación , que proviene de lo externo y que les pone en máxima alerta física y psíquica; aunque el sujeto a veces no esté consciente de dicha situación, pues se ha disociado emocional y mentalmente y solo percibe síntomas neurovegetativos. También se da cuenta que se encuentra extraño, como desconectado de la vida; los cuerpos separados, a veces como si flotara. Su memoria le juega duras pasadas al estar su mente también disociada. Su mente va dando forma a una creación mental que se alimenta de energías afines, agravando su estado.
Los  episodios de pánico se pueden gatillar no solo por la vivencia real de algún trauma, sino por algún recuerdo consciente e inconsciente de alguna circunstancia traumática  de esta vida, o también de alguna vida anterior que lo propicie. De tal manera que nos encontramos con miedos de origen conocido y otros de origen desconocido.
La terapia con elixires de gemas del glaciar son fundamentales para  enfrentar y curar dicha emoción pues propicia el recuerdo y un profundo  cambio de consciencia, al elevar la vibración.
Gemas:
Terror y pánico: todo miedo conocido. A estar enfermo, contagio, a morir etc también trabaja el pánico escénico.
Protección astral: miedo a las energías psíquicas, fantasmas etc.
protección cósmica: miedo a los alienígenas, reptilianos, sello protector.
Protección universal: certeza de la protección divina, miedo a que les pase “algo” a los seres queridos. Cubre muchos espectros de los miedos.
Disolver las pesadillas: liberación a través de los sueños.
Liberación del miedo: Libera de pautas que generaron el miedo y sus reacciones automáticas.
Liberación del yugo astral: libera de posesiones del bajo astral, restaura voluntad y energía. También restaura campo magnético dañado y forma campo protector.
Ángel solar: protección angélica, fuerza, coraje, pánico extremo.
Miedo Apocalíptico: miedo al fin del mundo.
Purificación áurica: desaloja egregores, parásitos astrales y larvas.
Miedo Kármico: miedos desconocidos vividos como presagios y ansiedad extrema.
Fórmula valor y protección: usar también con vaporizador, pues se mantiene su efecto algunos días.
Guardián de la tierra: para personas y niños con pesadillas con abducciones. Libera, coraje y sello energético.
Escudo protector: tubo de luz.

Abrazo de luz!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Categorías

Últimos Artículos

Próximos Eventos

Click aquí para ver nuestros próximos eventos que tenemos para ti.

Próximos Eventos

Click aquí para ver nuestros próximos eventos que tenemos para ti.
Más Info

Síguenos en nuestras Redes Sociales!

Entérate de nuestos artículos, cursos y contenido gratuito.

Suscríbete en nuestro Newsletter